Crucial elección de Fiscal General y de Contralor General de Cuentas

Grandes retos para el año 2018
Ernesto Sitamul

Estamos dando los primeros pasos en el año nuevo, arrastrando la crisis política de 2015, derivada por la corrupción en el gobierno central, y agudizada en agosto del año pasado cuando el Presidente de la República quiso expulsar al Jefe de la Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Guatemala.


Las condiciones sociales y políticas no son las mejores para generar un ambiente de confianza, que permita afrontar con suficiente unidad y energía los grandes retos que le esperan a la sociedad guatemalteca. Si los actores políticos caminaran por la senda del respeto a las leyes, no estaríamos preocupados por su conducta en sucesos relevantes en torno del combate a la corrupción y la impunidad.
Hay dos grandes acontecimientos de particular importancia. El primero, la elección de Fiscal General de la República, y, el segundo, la elección de Contralor General de Cuentas, dos instituciones clave en la cruzada anticorrupción. Frente a estos retos es deseable que la sociedad esté unida, como la afirma Arlena  Cifuentes en su artículo publicado en el vespertino La Hora, el pasado 3 de enero http://lahora.gt/los-retos-del-2018/, pero es evidente la división social, al grado que a veces hay conflictos entre las mismas organizaciones. La unidad es frágil y la reacción funciona en torno de coyunturas. O sea, no hay una cultura de la participación y de la vigilancia social permanente.
En la misma publicación y edición, Victor Ferrigno sostiene que para salir de la crisis social y política se requieren dos cosas torales: una firme, masiva, permanente y concertada acción ciudadana para enfrentar la corrupción y la impunidad, así como un Congreso que efectúe las reformas legales necesarias para iniciar un proceso constituyente, http://lahora.gt/lo-nos-depara-2018/ Agrega que, siendo el Congreso el epicentro de la crisis, es impostergable su depuración, pues en las actuales condiciones ese organismo no puede ser parte de la solución.
Por su parte, Javier Monterroso, en afirma en un comentario que en las elecciones de Fiscal General y de Contralor General de Cuentas, se juega “el futuro de la lucha contra la corrupción y la impunidad en el país http://lahora.gt/ano-decisivo-la-lucha-la-impunidad/, debido a que los poderes paralelos y corruptos harán lo indecible para rescatar sus privilegios malignos, puestos en evidencia por las acciones penales del Ministerio Público y de la CICIG.
Es deseable que las organizaciones de la sociedad civil, las universidades, los centros de pensamiento y los ciudadanos conscientes, se coordinen para vigilar el proceso de selección de candidatos a Fiscal General y a Contralor General de Cuentas, pasando por la conformación de las Comisiones de Postulación, la investigación de la hoja de vida de los aspirantes, hasta la tabla de aspectos que serán calificados en cada caso, asegurando que los candidatos satisfagan el Artículo 113 constitucional, sobre capacidad, idoneidad y honradez.
Compartimos con Arlena Cifuentes que solo la unidad granítica de la mayoría de sectores sociales puede ser capaz de obligar a la clase política -entiéndase diputados y partidos políticos- a trabajar en beneficio de la población. Por esta razón, Ferrigno sentencia que “2018 nos depara una agitada lucha ciudadana”.
Cantón La Vega, Pastores, 5 de enero de 2017.

 


Artículos Relacionados

Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *