¿Cómo castigar a diputados tránsfugas?

EL SALVADOR PRETENDE UNIFICAR ELECCIONES
Mientras en Guatemala, la opinión pública quiere más bien elecciones intermedias y castigo para los diputados tránsfugas.
En el último mes de la legislatura de El Salvador, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) tratará de aprobar -entre otras iniciativas- una que modificaría el período de diputados y alcaldes, que en la actualidad es de dos años y medio, para fijarla en cinco años, con lo cual terminaría la elección intermedia al período presidencial.
El FMLN tiene prisa, porque se terminó su dominio como bancada mayoritaria, pues a partir de mayo, cuando se instalará la próxima legislatura, esa posición le corresponderá al partido ARENA, con 35 escaños, mientras que el FMLN tendrá 31 curules. Es cierto, ambas bancadas necesitan de los partidos minoritarios para sumar los votos necesarios para aprobar leyes que requieren mayoría simple, y, más aún, para aprobar leyes con mayoría calificada.
De acuerdo con elfaro.net, hay una experiencia que demuestra escenarios favorables al partido llamado de izquierdas; por ejemplo, la alianza de hecho que esta organización ha transado con diputados de Gana y una parte del PCN, como efectivamente ha ocurrido en los tres años recientes (2012-2015).
NO al transfuguismo partidista
En octubre de 2014, la Sala de la Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador resolvió que los diputados NO pueden cambiarse de partido desde el momento que son electos. El TRANSFUGUISMO es fenómeno malévolo, indecente, que ha desprestigio muchísimo a los políticos guatemaltecos.
En la sentencia queda claro que estos diputados (tránsfugas) no pueden conformar otra fracción legislativa con otros disidentes, y que el camino que les queda es declararse legisladores independientes y permanecer en esa situación.
En este caso, El Salvador da un ejemplo a los guatemaltecos de cómo castigar, en cierta, medida el transfuguismo; aunque para nuestro gusto, el diputado que cometa esa afrenta a sus electores debería ser castigado con la PÉRDIDA de su curul, y el que lo sustituya también debe pertenecer al mismo partido.
   

Notas de interés