Para fortalecer la democracia

Apuntes sobre reforma política y electoral

Cuatro foros temáticos son organizados la Comisión Específica de Asuntos Electorales del Congreso de la República para tomar el pulso de organizaciones académicas y de la sociedad civil, en torno de las reformas deseables a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEEP). Para el efecto, cuenta con el apoyo del National Democratic Institute, de los Estados Unidos de América.

El pasado 16 de mayo, en el Hotel Intercontinental de la capital guatemalteca, se llevó a cabo el segundo foro sobre los partidos políticos (el primero se refirió al Tribunal Supremo Electoral, TSE).

Algunos de mis apuntes:
La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), integrante de la Convergencia Nacional por la Reforma Electoral, en voz de Edmundo Urrutia, propuso nueve temas, en los que debería modificarse la legislación vigente para fortalecer la institucionalidad de los partidos políticos. Helos aquí:
1) Mayor despliegue territorial, es decir tener más filiales en departamentos y municipios. Los partidos son minimalistas y se conforman con el mínimo de estructuras territoriales que manda la ley.
Los partidos NO podrán inscribir candidatos a corporaciones municipales donde no tengan organización territorial. En la actualidad eso está permitido
2) Regular que los partidos deberán contar organización territorial en más del 50% de los 334 municipios del país.
3) Institucionalizar los Comités Cívicos Electorales, que en la ley vigente solo son organizaciones temporales que pueden proponer candidatos a corporaciones ediles.
4) Prohibir el nepotismo en órganos de dirección partidaria y listas de candidatos a cargos de elección popular. Mi comentario es que los partidos tienen dueños, según la plata que aporten, con ello se convierten en “empresas privadas”, grupos cerrados y hasta familiares.
5) El financiamiento público a los partidos debe regularse, de manera que se fijen porcentajes para temas específicos, como el de capacitación de dirigentes. Mi comentario es que los partidos tienen en su estructura una secretaría de formación, que, solo es adorno en su organización. La capacitación política y la educación cívica son temas desconocidos o que no interesan a los dueños del partido, porque entonces tendrán afiliados más informados y más críticos.
6) Para inscribir un partido será necesario contar con organización en 150 municipios distribuidos en 12 departamentos. La ley vigente (art. 49, LEPP) establece tener organización territorial en el municipio con 40 afiliados; en el departamento, como mínimo en cuatro municipios, a nivel nacional, 50 municipios en por lo menos 12 departamentos.
7) Fortalecimiento de la Inspectoría del TSE. Mi comentario: está claro que la reforma electoral también incluye la consolidación de la autoridad electoral; no obstante en este punto debe incluirse a la Auditoría Electoral, por su íntima relación con el control y manejo de recursos públicos y privados en los partidos políticos, particularmente en tiempos de campaña electoral.
8) Regular la reelección de Secretario General del partido, reduciéndola solo a dos períodos. Mi comentario es que también se regule la reelección de los secretarios en los comités ejecutivos municipal y departamental, porque así se oxigenaría todo el sistema interno de partidos políticos. Y para completar esta propuesta sugiero que también se regule la reelección de alcaldes municipales. Conforme a la Constitución Política de la República es permitida la reelección de alcaldes. Sin embargo, la Ley Electoral puede regularla, en la forma siguiente: a) reelección continua, como está ahora, agregándola una sola vez; b) reelección alterna, es decir, después de un período.
9) Regular de manera adecuada lo atinente a la cancelación de partidos que violen la ley. Un partido que no participe en dos elecciones generales será cancelado. En la actualidad más bien se castiga a los partidos sí participan, y son cancelados porque no obtienen más del 5% del total de votos válidos en la elección presidencial. Mi comentario es que la normativa fije sanciones pecuniarias, penales y hasta la cancelación de partidos por violar normas electorales, la mal llamada campaña anticipada, rebasar el monto autorizado de gastos de campaña, no informar al TSE sobre montos y nombres propios de sus financistas privados y rebasar los montos autorizados en financiamiento privado, entre otras violaciones a la LEPP.

Te puede interesar

SEGUNDO FORO

Lotería electoral