Convención anticorrupción fue ratificada en 2001

Guatemala tiene compromisos pendientes
 La organización no gubernamental Acción Ciudadana presentó este día en el hotel Princess Reforma de la capital guatemalteca, el informe alternativo relacionado con el cumplimiento de compromisos adquiridos por el Estado de Guatemala, en el marco de  la Convención Interamericana Contra la Corrupción, de la Organización de Estados Americanos (OEA), el cual fue ratificado desde 2001.
A pesar que han transcurrido más de diez años de esa ratificación, todavía hay muchos asuntos pendientes de cumplir, por parte de los organismos del Estado.  Entre los desafíos que deben atenderse fueron mencionados los siguientes:
-Aprobar la Ley del Servicio Civil (la legislatura pasada dejó esta iniciativa pendiente solo de la tercera lectura y redacción final, así que el terreno está abonado).
-Reformas a la Ley de Probidad y Responsabilidad de los Funcionarios y Empleados Públicos. Especialmente se debe garantizar que haya certeza de que todos los obligados por ley presenten declaración patrimonial, que se actualice la misma y que se asegure la presentación al dejar de ser funcionario público).
-Fortalecer los órganos de control como la Contraloría General de Cuentas, no solo con más recursos a su presupuesto, sino con cambios positivos en su ley orgánica, para que pueden aplicar sanciones económicas a quienes infrinjan la ley, sin que tengan derecho a rebajas, como está en la actualidad, lo cual debilita los alcances de una sanción de este tipo.
-Demanda de que el Estado implemente una política pública integral de transparencia y combate contra la corrupción.
-Institucionalizar la capacitación a funcionarios en el tema de transparencia.
Sociedad civil debe acompañar proceso
Al final del acto tomó la palabra el diputado Amílcar Pop, Presidente de la Comisión de Transparencia del Congreso de la República, quien exaltó la importancia de este informe, no solo en lo técnico, sino también en lo político, pues coincide con la iniciativa COMBO de leyes de transparencia que está en el Congreso de la República para discusión y aprobación.
Dijo que impulsar cambios fundamentales en las leyes, para asegurar transparencia y publicidad de los actos de la administración pública son cuesta arriba, por las presiones de los poderes fácticos, que, obviamente no están físicamente dentro del Palacio Legislativo. Por ello, instó a las organizaciones de la sociedad civil para dar acompañamiento y vigilar el proceso de aprobación de las llamadas leyes de transparencia.
El diputado del partido WINAK confirmó que después de muchas discusiones (innecesarias, por cierto), el pleno aprobó que el dictamen a las siete reformas y la eventual creación de tres nuevas leyes, sea emitido por las comisiones congresiles de Legislación y Puntos Constitucionales, de Probidad y de Transparencia. En principio, se pretendía que solo la primera sala legislativa dictaminara.


Te puede interesar

SEGUNDO FORO

Lotería electoral