COMUNAS QUIEREN MÁS INGRESOS, ORDEÑANDO AL ESTADO

La jugada de un diputado y un ex alcalde
Ernesto Sitamul

¿Coincidencia o acuerdo? Las recientes acciones del Presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), Edwin Escobar, a la vez, alcalde de Villa Nueva, y del diputado de Creo, Selvin García Velásquez, son coincidentes en la forma de mejorar los ingresos para las municipalidades. Ambos quieren que el gobierno central les provea de más recursos.
El 20 de febrero pasado, Prensa Libre publicó que el presidente de la ANAM propone modificar las normas de algunos impuestos como el IVA-Paz y el Impuesto sobre Circulación de Vehículos, para aumentar el porcentaje a favor de las comunas. Por su parte, el vespertino La Hora divulga el 11 de abril  que el diputado García Velásquez presentó a la Dirección Legislativa del Congreso de la República, una iniciativa para reformar la Ley del Iva-Paz.
En las elecciones generales de 2011, Escobar ganó la alcaldía de Villa Nueva, mientras que García Velásquez se convertía en diputado, por el mismo partido, Compromiso, Renovación y Orden (Creo). El segundo fue alcalde de Pachalum, Quiché, por lo que conoce la administración municipal.
Según el diputado, en los últimos dos años, el Sistema de Consejos de Desarrollo (Siscode) ha dejado de invertir unos Q.900 millones en obras de arrastre, debido a una supuesta falta de capacidad de ejecución presupuestaria. Se pretende con la reforma que el porcentaje del Iva-Paz para el Siscode pase a favor de las comunas, que –por cierto- ya se benefician de un porcentaje de dicho impuesto.
MI OPINIÓN ES que las municipalidades deben buscar formas de mejorar sus ingresos propios, por medio de tasas municipales y alquileres en mercados, así como ejercer presión en el Congreso para que se apruebe una Ley General de Arbitrios y el Código Tributario Municipal.
Es muy fácil extender la mano para que el gobierno central les facilite más recursos, con lo cual solo se fomenta la dependencia financiera.
Los alcaldes deben asumir el costo político que significa actualizar sus ingresos propios, revisando las tasas vigentes, algunas o muchas de las cuales no corresponden con el costo real de producir determinados servicios públicos, como el canon de agua, por lo cual debe ser subsidiado.
Ha habido ocasiones en que las autoridades ediles se justifican con que la población se opone al incremento de las tasas, pero según Ricardo Barrientos, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, esas actitudes de rechazo se deben a la falta de transparencia y rendición de cuentas de los gobiernos municipales, muchos de ellos señalados de cometer actos de corrupción.
San Lorenzo El Tejar, Pastores, 14 de abril de 2016.



Te puede interesar

Lotería electoral