REDUCEN RECURSOS PARA PATRIMONIO CULTURAL

Consideraciones sobre la reducción al Presupuesto de la
Dirección de Patrimonio Cultural y Natural 
Guatemala, 3 de enero de 2016
Por: JM Magaña Juárez
1) Sin duda alguna el actual Congreso de la República ha sido el más negligente e incapaz durante el período democrático, tomando en cuenta a los “depurables” de la época del presidente Jorge Serrano Elías, lo que ya es mucho decir.
Esa legislatura emitió, a mediados de diciembre 2015, el Decreto 14-2015 Ley del Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2016, en el que sin análisis ni miramiento, aprobó el Presupuesto total del Ministerio para el 2016, de Q. 445,749.326.
2) El presupuesto para el 2015 fue de Q. 423.735.168, lo que implica un aumento de Q. 22 millones 14,158. A su vez, al Deporte y la Recreación  le incrementó treinta y cinco millones, pero para eso le sumó los veintidós millones del incremento más Q.21 millones y fracción que quitó a la Dirección del Patrimonio Cultural y Natural.
3) La acción del Congreso es inconstitucional, pues no cumple con los artículos del 57 al 66 que literalmente dicen: “Patrimonio Cultural. Forman el patrimonio Cultural de la Nación los bienes y valores paleontológicos, arqueológicos, históricos y artísticos del país y están bajo la protección del Estado Se prohíbe su enajenación, exportación, salvo los casos que determine la ley”. “Protección al Patrimonio Cultural. Los sitios arqueológicos, conjuntos monumentales y el Centro Cultural de Guatemala, recibirán atención especial del Estado, con el propósito de preservar sus características y resguardar su valor histórico y bienes culturales…”.
4) Con esa acción, los diputados abonan la imagen a la que desde hace al menos 20 años se trata de llevar al Estado como estructura incapaz de cumplir su misión y volverlo ineficiente, a fin que otras estructuras igualmente inoperantes, pero en las que participan empresarios e iniciativa privada en general (asociaciones público-privadas), se hagan cargo de su conducción política y de la ejecución de obra pública, en donde al parecer hay recursos ilimitados, cuya ejecución no cae bajo la jurisdicción de la Contraloría General de Cuentas de la Nación.
5) En esta oportunidad, el objetivo fue despojar de toda protección oficial al Patrimonio Cultural de la Nación, a cargo de la Dirección de Patrimonio Cultural y Natural del Ministerio de Cultura y Deportes para allanar el camino de “mecenas” y otras instituciones afines para usufructuar nuestra riqueza patrimonial en su propio beneficio… y de paso, darle más recursos al Deporte y la Recreación de ese Ministerio, que como se sabe, es un  especie de Caja Chica para el Gobierno y sus Funcionarios, para regalar a diestra y siniestra pelotas, zapatos y ropa deportiva en su autopromoción a fin de afianzar su futuro como empleados públicos.
Este artículo fue publicado en Prensa Libre. Subrayados y números son de este blog.


Te puede interesar

Lotería electoral