FINANZAS MUNICIPALES

Municipios NO pueden endeudarse más de cuatro años.
Una recomendación sana para administrar los recursos públicos es que el gobierno nacional o municipal no gaste más de lo que le ingresa. De esta manera se puede evitar el conocido déficit fiscal, que resulta siendo una especie de impuesto o castigo para el pueblo.
Antes de 2010, los gobiernos municipales tenían más facilidades legales para endeudarse, ya fuera con los bancos privados o con el Instituto de Fomento Municipal (Infom), razón por la cual muchas municipalidades contrataron préstamos, cuyos montos rebasaron el período edil de cuatro años, pero lo más grave era que no tenían capacidad de pago, o sea no tenían los suficientes ingresos como para poder cumplir sus compromisos.
A causa de ese desequilibrio entre ingresos y egresos, hubo comunas con problemas para pagar a sus proveedores y a sus empleados, incluso, el pago de dietas por sesiones a los miembros del concejo municipal. El problema de pago era de una doble dimensión: por un lado, si el alcalde era reelecto, éste seguía “administrando” la deuda, y por otro, si llegaba un nuevo alcalde, debía utilizar un porcentaje determinado para el pago de la deuda, limitando sus posibilidades de ejecutar el programa propuesto en su campaña.
Sin embargo, esa práctica terminó con las reformas al Código Municipal, en 2010[1], aprobadas por el Congreso de la República, donde se señala que las municipalidades NO podrán contraer obligaciones crediticias por un período que exceda el período municipal del gobierno edil que las contrae. El período de las comunas es de cuatro años, conforme la Ley Electoral y de Partidos Políticos.
Esta norma debe conservarse y fortalecerse, pues su vigencia evitará que se llegue a situaciones extremas, como las quiebras o  insolvencias que están sufriendo municipios de 16 estados mexicanos (la mitad del país), siendo los casos más acusados los de 124 comunas[2] que pertenecen a los estados de Chiapas, Guerrero, Jalisco y Querétaro, cuya situación financiera ha sido calificada generosamente con el término “quiebra técnica”.
No obstante, hay alcaldes y otros actores vinculados que quisieran volver a tiempos pasados: que se libere el tiempo de amortización de la deuda. Y hay que poner atención a esta inquietud, porque podría encontrar eco en algunos diputados, como para formular una iniciativa de ley al respecto.
El presidente de la Comisión de Asuntos Municipales, Dr. Ricardo Arturo Sandoval conoce muy bien las interioridades de la administración edil, por haber sido alcalde de San Manuel Chaparrón. Es partidario de la eficiencia y eficacia en la administración municipal, la racionalidad y focalización del gasto, por lo que estimo se opondría a una iniciativa de este tipo. (26-05-2012).



[1] Decreto 22-2010, aprobado el 22 de junio de 2010 por el Congreso de la República.
[2] http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/ahoga-endeudamiento-a-16-entidades-del-pais-124-municipios-en-quiebra-13645.
 

Notas de interés