El potencial de Guatemala.

DIPLOMACIA CULTURAL no es
lo mismo que turismo cultural
Max Araujo
Colaborador de la
Red Nacional de Gestores Culturales
Algunas personas, incluso funcionarios de gobierno, todavía confunden Diplomacia Cultural con Turismo Cultural, y es por eso que cuando se refieren a esta Diplomacia indican que se debe fortalecer al INGUAT, dando como argumentos que se deben mejorar las campañas de promoción en el exterior, a las empresas culturales que prestan servicios a los turistas, a la infraestructura hotelera y de vías de comunicación, así como mejorar la seguridad interna. Si bien es cierto el turismo cultural es uno de los ejes de la Diplomacia Cultural, pero esta comprende mas aspectos, como el de equilibrar la balanza en la imagen del país en el exterior, en mejorar la presencia de Guatemala en otros países a través de la presentación de sus expresiones culturales, entre ellas las artísticas (en ferias, exposiciones, seminarios, congresos, por delegaciones, o colectivos y de mediadores que vivan en el extranjero, etc.,) y que estas reúnan requisitos de calidad, pero también comprende, para la consolidación de la Política Cultural Exterior, el desarrollar procesos internos para la mejora en todos los aspectos en la salvaguarda, promoción y difusión de nuestro patrimonio cultural, material e inmaterial, y esto comprende un conjunto de acciones, proyectos, programas e instituciones.
Una política cultural exterior también debe promover valores identitarios y de cohesión social de cada uno de los cuatro pueblos que forman el país, y por supuesto el de promover en todos los aspectos a las industrias culturales, buscando mejorar la calidad de vida de los involucrados: pequeños empresarios, artesanos, hacedores portadores de expresiones culturales, etc., porque la cultura es un motor del desarrollo integral.
Capital mundial de la filosofía
Un hecho curioso se da con la declaratoria por la Unesco de Guatemala como capital mundial de la Filosofía 2012, cuando algunas personas manifestaron su extrañeza por ese reconocimiento indicando que nosotros no tenemos filósofos como los que existen de Alemania y de otros países del mundo occidental, y si bien es cierto si tenemos un pensador ( como se entiende la filosofía occidental) reconocido, el Doctor Héctor-Neri Castañeda, ya fallecido, que fue profesor en universidades de Estados Unidos, que estructuró un sistema filosófico que es estudiado en centros académicos del mundo, la declaratoria se dio para que en nuestro país se realizaran encuentros de saberes ancestrales (y de saberes cotidianos, porque toda persona es depositario de conocimientos y las culturas también), con ocasión del Oxlajuj B’aktun, ya que se considera a la civilización maya como una de las grandes del mundo y como una cultura milenaria.
Compromisos internacionales
La Política Cultural Exterior también comprende el pago de cuotas por pertenencia a Organismos Internacionales como UNESCO, CERLALC, OEI, SEGIB, CECC y de proyectos y programas como los IBER (Ibermedia, Iberbibliotecas, Iberorquestas etc.), por los beneficios que traen para nuestra cultura y su patrimonio. No son pagos, son inversión. Y esto comprende también una presencia y eficaz en reuniones y asambleas de los organismos internacionales, integración por derecho a sus juntas directivas, comisiones etc. Se debe además el desarrollar en Guatemala los compromisos adquiridos al ratificar las Convenciones emitidas por la Unesco, y ratificadas por el país, e implementar la Carta Cultura Iberoamericana (Montevideo 2006) y la Política Cultural de Integración Centroamericana (San Salvador 2011), porque ambas son compromisos comunes a los países del área. Son dos instrumentos aprobados en Cumbres reuniones de Presidentes y Jefes de Estado.
Eventos nacionales relevantes
Y para colaborar con el banco de datos que se debe tener para el análisis de que Guatemala debe promover en el extranjero, como parte de la implementación del Sistema de Información Cultural (SIC), les recuerdo que entre muchos de los eventos de cultura que Guatemala debe posicionar en el exterior, y en el interior, se encuentran: La Cuaresma y en especial La Semana Santa, que se celebra en todas las ciudades del País, Festival ICARO, Feria Internacional del Libro (FILGUA), Simposio de Arqueología (julio de cada año), Festival Internacional de Esculturas (Se celebra cada 3 años), Festival de Junio del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, Festival Internacional de Jazz (IGA), Festival Paiz, Festival Bravissimo (Universidad Francisco Marroquín), Congreso Internacional de Literatura Centroamericana (CILCA), Festival del Centro Histórico, Festival Internacional de Poesía (Metáfora Xela), Certámenes de Literatura de Quezaltenango y Certamen 15 de septiembre del MICUDE, Festivales de Marimba, festivales de gastronomía, Tigo Fest, fiestas locales como la de Quezaltenango, Elección de Rabín Ajau, Festival de Barriletes para el 1 de noviembre en Sumpango y Santiago Sacatepéquez. Y hay más.
Y de ahí, pues, la importancia en la construcción del Plan de Acción de la Política Cultural Exterior, el que ya se está trabajando bajo la coordinación de Flor Cotzojay y con la dirección del generoso Otto Rivera.
Y que no se les olvide leer y releer para el trabajo que estamos realizando el documento que contiene el plan estratégico para la creación de una Política Cultural Exterior, que para el Ministerio de Relaciones Exteriores elaboró Julio Solórzano Foppa, y el folleto Diplomacia Cultural de Edgar Montiel que se publicó en uno de sus cuadernos la oficina local de UNESCO.
 
Con permiso del autor. Título y subtítulos de este blog.

Te puede interesar

SEGUNDO FORO

Lotería electoral