PRESENCIA DE MUJERES

La política es mal vista, por eso, las mujeres no participan
El número de mujeres empadronadas creció notoriamente entre 2007 y 2011,yendo de 2 millones 809 mil 120 a 3 millones 736 mil 169, respectivamente, declaró Patricia Galicia (izq. foto de abajo), integrante del equipo de investigación sobre el tema ONUMUJER, durante su intervención en el foro público, organizado por la Asociación IXIM, en y con apoyo del Centro de Formación de la Cooperación Española en Antigua, el pasado 7 de marzo, en el marco de las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer.
Mencionó que la participación política de mujeres hay que analizarla desde dos enfoques: cuantitativo y cualitativo. El equipo ONUMUJER ha entrevistado a mujeres que incursionaron en la política y en las elecciones de 2011, quienes afirman que tienen obstáculos para participar, porque en muchos casos deben abandonar sus tareas del hogar, sin tener quien las apoye. También se les señala de corruptas, porque la política es mal vista entre la gente.
Los comentarios estuvieron a cargo de Álida Arana, coordinadora del programa de ciudadanías de mujeres y pueblos indígenas de PCS para Centro América y México, y Gladys de Vides, presidenta de la Agrupación de la Sociedad Civil de Sacatepéquez (izq. a der, foto de arriba).
La moderación estuvo a cargo de Aracely Conde de Paiz, dirigente de la Asociación IXIM (segunda por la der, foto de abajo.


En opinión de Arana, el incremento de la calidad de participación política de mujeres no es significativa, tomando como referencia que en el Congreso de la República había 19 diputadas en la legislatura pasada y 21 en la actual, apenas una diferencia positiva de dos. De los 158 diputados, 68 consiguieron su reelección, entre ellos, seis mujeres. La mayor cantidad de mujeres en el Congreso ganó una curul por los distritos electorales, donde se considera que existen más posibilidades que en el listado nacional.

Y en el caso de gobiernos municipales la desigualdad de género para alcaldías es desproporcionada, porque de 333 jefes ediles, solo 7 están en poder de mujeres. Y en cuanto a número de cargos incluyendo síndicos y concejales, titulares y suplentes, persiste una abrumadora mayoría de hombres.

Lo anterior demuestra que existen dificultades de tipo social, cultural y político para mejorar la calidad de participación de las mujeres.










Te puede interesar

Lotería electoral